Ultima Frontera 160

¡Muévete!

Correr con perros

Siempre se ha dicho que el perro es el mejor amigo del hombre, pero para mi es el mejor compañero para salir a correr. Los perros siempre están dispuestos a pasar más tiempo contigo, tienen un montón de energía que necesitan quemar, y siempre quieren estar en la calle. Lo mejor de todo es que siempre están listos con la correa en la boca para salir a correr.

Antes de salir, habrá que entrenarlo para que corra al mismo ritmo que tu, y vaya siempre por el mismo lado y no se cruce. Si quieres saber más acerca de tus amigos peludos visita la web diariowesty.es. Esto es lo que tienes y lo que no tienes que hacer:

Correr con perros

Dale una oportunidad

Al igual que los seres humanos, los perros necesitan hacer ejercicio a diario para su salud y felicidad. Por eso, salir a caminar o a correr con él, es una buena forma de conseguir que los dos os mováis.

No todos los perros están acostumbrados, o pueden recorrer tantos kilómetros, pero muchos pueden aprender a hacerlo de la mejor manera. Incluso si crees que tu perro es demasiado hiperactivo o que tiene un mal comportamiento, con un poco de entrenamiento y tiempo, se acostumbrará.

No asumas que tu perro es un corredor

Hay que tener en cuenta la salud, constitución y raza del perro. Los perros con patas cortas no son capaces de seguirte el ritmo. Las razas más grandes son propensas a la displasia de cadera, una formación anormal del acetábulo que puede repercutir a la artritis. Si tu amigo canino es un bulldog, carlino u otra raza que tenga la nariz plana (braquicéfalo), puede requerir demasiado esfuerzo para él, ya que sus vías respiratorias están parcialmente obstruidas y dificultan su respiración.

Consulta con tu veterinario

Si no estás seguro de que tu perro pueda correr, consúltalo con el veterinario. Incluso si estás seguro de que puede seguirte el ritmo, puede ser bueno que le vea para que recomiende algún ajuste dietético.

Cachorros, no gracias

Correr sobre superficies duras puede dañar las articulaciones y los huesos que todavía no se han formado completamente, en el caso de los cachorros. El tiempo dependerá de la raza del perro. Una vez más, consulta a tu veterinario cuando es seguro comenzar.

Empezar poco a poco

Igual que una persona sedentaria no puede simplemente pasar de un sofá a correr 5 kilómetros, tampoco puede hacerlo un perro sedentario. Esto solo aumentaría el riesgo de que el perro se lesione. Por eso, hay que empezar poco a poco, combinando intervalos de caminata y carrera, con descanso incluido.

Antes de nada, calentar

Al igual que los humanos, los perros necesitan calentar unos minutos antes de ponerse a correr. Un calentamiento previo de los músculos es una gran idea tanto para tu perro, como para ti para prevenir las lesiones.

Mejor por tierra

Correr por caminos de tierra será más fácil para tu perro que correr sobre asfalto. Asegúrate de que se permite la entrada a perros en parques, y llévale siempre amarrado.